sábado, 15 de enero de 2011

El Delfín La Historia de un Soñador

Conviértete en lo que tus sueños y tu corazón anhelan." En la inmensidad del
mar, los primeros rayos de sol iluminan el día que empieza para Daniel
Alejandro Delfín. Sus días transcurrían plácidamente dedicándose a pescar y al surf. Actividad que aprendió siendo un...
muy joven delfín. Disfrutaba cada instante cada deslizamiento, cada remolino de las olas en el mar. Pero DanielDelfín estaba muy seguro que su único propósito en la vida iba más allá quesurfear y pescar... Por eso, hizo el firme propósito de descubrir, y pedir al maren su infinita sabiduría, que le dijese cual era el verdadero propósito de su vida. Desde el principio, esta manera de pensar le había traído problemas conla manada de delfines. Sin embargo, en medio de sus amigos cetáceos, que pensaban diferente a él, estaba su amigo Miguel Delfín, quien ya se habíacansado de dedicarse a solo pescar y surfear.Se estaba volviendo viejo…
Entonces Daniel Delfín le dijo : " Encuentra en tu vida tiempo para soñar,
Miguel, no dejes que tus temores te impidan hacerlo…." Sin embargo, su amigo Miguel persistió en que no había otra manera de vivir que seguir a la manada, pescary surfear. Al encontrarse Daniel Delfín solo en su camino pensó y dijo" ha llegado la hora en que tome mi propio camino.Es el tiempo de perseguir mis sueños y mis propios pensamientos." Entonces, el mar, en su sabiduría infinita le dijo: Daniel, todo el tiempo que has dedicado a practicar el surf han dado sus frutos….. Y la voz siguió y le dijo que hacía tiempo que quería comunicarse con él con este mensaje." Del mismo modo que los sueños se cumplen, cuando menos lo esperamos, hallarás, las respuestas a las preguntas que te haces.Deja que tus temores sean eliminados por la esperanza." Un día en que el oleaje alcanzaba gran altura y soplaba un terrible viento de la costa, Daniel Delfín aprendió una gran lección del mar. La mayoría de nosotros no estamos preparados para superar nuestros fracasos y por eso no somos capaces de cumplir nuestro destino.Es fácil defender algo que no entraña ningún riesgo. Daniel Delfín decidió abandonar su arrecife, y comenzó a perseguir su sueño. Y así en una noche maravillosa en que la luna brillaba en el firmamento, Daniel delfín, decidió tomar el camino de sus sueños.Y pensó: " el trabajo duro empieza ahora". Y comprobó que todas esas sesiones solitarias, le habían dado fuerzas, no solo para afrontar las olas más difíciles, sino también para poder seguir su propio destino. En su camino, Daniel Delfín, comenzó a encontrar a otras especies. Conoció al Pez Sol, conoció al Tiburón, quien le dijo que de joven su espíritu había sido como el de él, pero que los fracasos lo habían desanimado en su búsqueda.. Y a pesar de ser su depredador, lo respeto y lo aconsejo. Daniel Delfín, le enseñó a ese viejo tiburón a volver a soñar…. Avanzando, encontró a un Viejo delfín,cuyo sueño en la vida era encontrar a un joven delfín con el espíritu soñador que él tuvo de joven….y lo encontró en Daniel.Y el viejo delfín lloró de emoción por ver su sueño cumplido.Era como verse en su propio espejo. Encontró en su camino, otros seres inmensos, que le hablaban con mucha calidez, eran unas ballenas.. Le advirtieron: "Cuídate de un ser llamado hombre". Daniel Delfín se quedó pensando quienes serían esos seres…. Un día Daniel Delfín regresó a su isla, a su antiguo arrecife y no pudo más que derramar lágrimas. Había descubierto que todos sus logros, sueños y aspiraciones, formaban parte de su propia existencia y se sintió bien.Se encontró con los suyos, pero conoció a un ser que hacía surf, y supo que era " el hombre"y sintió miedo.
Daniel Alejandro delfín, había vivido una vida larga y feliz.Hasta que un día desapareció en la vastedad de su amado mar.Algunos decían que había sido devorado por el mar. Otros decían que su viaje al reino de los sueños había empezado.Sin embargo, lo mejor de todo, fue que los delfines de la manada que lo rechazaron en un principio, finalmente, valoraron, la semilla de los sueños por las que había luchado .Les enseñó a aprender a aceptar que nuestra razón de vivir es pescar para vivir y no vivir para pescar cuantos peces se puedan…. ….y de buscar y tratar de lograr nuestros sueños: y no dejar de soñar.
Miguel Benjamín Delfín, recordó los tiempos que había compartido con Daniel Delfín, y que gracias a él, había descubierto la verdadera felicidad: "

Si sigues tus sueños- le había dicho- todo es posible. Llega un momento en la vida en que solo queda seguir tu propio camino. No te desanimes. Aprende a ser tu mismo. Sigue tus sueños ...

1 comentario: