jueves, 13 de enero de 2011

El Despertar de la conciencia


Las 4 prácticas principales
para
Despertar la conciencia:


Permiso y apertura al momento tal y como es.
A los estados, a las percepciones, a lo que ocurre tal y...
como ocurre.

Atención y conciencia al momento presente.
De vez en cuando volvemos a traer la atención a lo que estemos haciendo, sintiendo o vivenciando en el momento presente. Como un juego de estar presente en la vida cuando realmente ocurre.


Diferenciar Realidad de imaginación.
Es decir, ser consciente de cuando estamos en un hecho, obvio, indiscutible y cuando estamos en una interpretación mental desde un punto de vista particular . Sin juzgar ni malo ni bueno, simplemente ser conscientes, diferenciarlos. Diferenciar lo que son interpretaciónes, de los hechos.


Descubrir los mecanismos del ego.
Descubrir los mecanismos de la mente que nos provocan identificarnos con nuestro punto de vista particular, con nuestra pelicula como si fuese "la verdad". Fundamentalmente estrategias de la mente para tratar de sentirse amados, valorados, aceptados, importantes, para tratar de ser alguien.


Los 2 movimientos posibles de la atención y la personalidad
    - Huir o escapar del momento presente.

    Esto lleva en general a una experiencia de vida de carencia, de sentirse incompleto, de sentir que falta algo.
    - Estarse con lo que Es ahora, encontrarse con la condición del momento en apertura.
    Estar o encontrarse con la condición del momento lleva finalmente a la vivencia de conexión, de paz, de libertad, de vivir sin miedo, en apertura a la experiencia del momento y de la vida tal y como es.



    2 investigaciones
    más profundas:


    - El reconocimiento de la conciencia.
    Se pueden diferenciar 4 pasos: 1) Descubrimiento
    2) Reconocimiento
    3) Investigación profunda
    4) Integración.

    - La educación de la mente,

    Una vez descubierto la naturaleza de la mente - el Ser que realmente eres en contraste con la película y el personaje que habías asumido ser - la mente requiere una adaptación al nuevo paradigma. Requiere estar en apertura a lo que realmente es. La tendencia es volverse a basar en el ego. Se produce un proceso de alineamiento de la mente con el descubrimiento de la identidad profunda.

    Este es un proceso prácticamente de por vida. Requiere valorar la liberación y plenitud de vivenciar quién eres realmente, en contraste con la tendencia a valorar los objetivos del ego.




    Despertar la conciencia


    “Pero todo esto ¿llega a algún sitio?
    No. Solo llega al lugar de donde nunca saliste”
    Bruno


    Despertar la conciencia es despertar a quién eres tu realmente. Quién eres tu que te das cuenta de todas tus experiencias que pasan y varían. Despertar a qué es tu identidad real que esta aquí mientras todo lo demás es efímero. Que cualidades tiene y descubrir la fuente de tus cualidades reales en contraste con las utópicas o ideales que cuentan los pensamientos. Así vivienciar la fusión con lo que es en lugar de vivirse en busca de algo que no es. Experimentarse en paz y apertura a lo que es y no en tensión y guerra con lo que es. Más en apertura y corazón y menos en cerramiento y egocentrismo.
    Sin embargo la tendencia es de centrarse en el ego inconsistente, en lugar de valorar y descubrirse siendo también la conciencia abierta a todo, incluyente de todo.
    El despertar de la conciencia no es algo que las palabras puedan describir sino algo( o nada más bien) que se puede reconocer, vivenciar, e incorporar en la experiencia.
    No por ello vamos a dejar de apuntar a ello utilizando también las palabras.
    Diferenciemos 2 sentidos:
    1. Darse cuenta en el momento de la ilusión o película en la que esté metido.
    Estar en la película es estar en el automático inconsciente que pretende algo. Quiere ser aceptado, amado, valorado, importante. Es el ego el que pretende ser alguien diferente a quién realmente es.
    Este despertar abre la puerta para disfrutar de la fuente de tu ser. Pretender ser quien no eres es un rechazo a quien realmente eres.
    2. Un reconocimiento claro y profundo de la verdadera identidad, de la esencia y fuente de el ser.
    Esto da lugar a una claridad sobre la ilusión en la que solemos estar instalados, como una conciencia profunda de la ilusión. Por lo tanto una puerta abierta a la liberación, a soltar lo falso o inesencial y vivenciarse en mayor autenticidad, en mayor contacto con la conciencia y el corazón.
    Se pueden diferenciar 4 pasos:
    1) Descubrimiento
    2) Reconocimiento
    3) Investigación profunda
    4) Integración.




    Despertar la conciencia
    Liberación, paz y plenitud

    Descubrir la ilusión y liberarse de las tensiones y conflictos que van causando nuestras ilusiones en contraste con la realidad.

    Percibimos la vida con nuestros filtros mentales y perceptuales y nos basamos en esto como si fuese la realidad. A menudo se nos pasa desapercibido la realidad de que nuestra manera de percibirlo no es lo real, de que lo que creemos, nuestros juicios y sistemas de creencias son particulares y no reales. Nuestras emociones y vivencias vienen muy ligados a la ilusión en la que este basado mi filtro.

    La posibilidad a la que aqui apuntamos es darnos cuenta de tal ilusión y profundizar en la conciencia de lo que verdaderamente Es. Despertar la conciencia a la verdadera naturaleza de las cosas, de la mente, de ti mismo.

    En esta experiencia, vivenciar la liberación de las tensiones y conflictos que normalmente tratamos de resolver manejando las circunstancias que siempre varían de por si. Al emerger la conciencia de la ilusión poder vivenciar la presencia en este momento cuando ocurre la vida en apertura sin temores. Tu verdadera identidad puede ir quedando más clara y vivenciandose a medida que emerge la conciencia de lo que es ilusorio. Una de las raíces más profundas instaladas en esta ilusión es la idea en la que vivo basado de "quién soy yo".

    Me creo ilusiones y creencias de lo que necesito para ser feliz, de cómo debería de ser yo, el vecino o el mundo, de lo que no debería ser de lo que es, de mis juicios sobre mis relaciones, sobre mi mismo y sobre el mundo, etc.

    Un sinfín de asumciones en las que vivo basado sin ser consciente profundamente de que esto es solo un prisma entre miles de millones de prismas. Por lo tanto sin despertar la conciencia de lo que realmente ocurre, de la verdadera naturaleza de las cosas, de las personas y de mi mismo.

    Aqui apuntaremos para el despertar de la conciencia. Liberación, paz y plenitud.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario