viernes, 7 de enero de 2011

Pensamiento del viernes 7 de enero de 2011


"Os habéis acostumbrado a tomar la vida como viene, sin dudar de que los acontecimientos son una materia que debéis tratar de aderezar, como aderezáis los alimentos al cocinarlos, añadiéndoles ciertos ingredientes: aceite, vinagre, sal, pimienta, etc. Y, de igual manera, no os coméis el pescado inmediatamente después de ser pescado, ni las verduras inmediatamente después de ser arrancadas de la tierra.
La cocina es pues el arte de hacer comestibles e incluso sabrosos toda clase de productos que serían indigestos o insípidos si no nos ocupáramos de limpiarlos, cocerlos y condimentarlos. Y lo mismo sucede con la felicidad. La felicidad es el resultado de una verdadera cocina interior. Los buenos momentos de la existencia no se os presentan espontáneamente, y no los recogéis como se recoge una fruta madura de un árbol, andando por el camino. Debéis aprender a trabajar con cada situación, y particularmente con las situaciones difíciles y dolorosas, añadiéndoles elementos de vuestro espíritu y de vuestra alma, es decir elementos de la sabiduría y del amor divinos."

Omraam Mikhaël Aïvanhov
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario