domingo, 13 de febrero de 2011

Revisa tu Medicación Cuando Practiques Chi Kung


Cuando practicas Chi Kung estimulas la circulación de Chi y de sangre por todo el cuerpo, haciendo que estos lleguen en mayor abundancia y calidad a todos tus órganos, aumentando el nivel de oxigenación de todo tu organismo, así como llevando más nutrientes a las células, pero también contribuye a una distribución más eficaz del medicamento que estés tomando y que también viaja en tu sangre.
Esta mejora en el transporte hacia cada célula de tu cuerpo como consecuencia de la práctica de Chi Kung, está demostrado, por varios  estudios científicos, que optimiza la efectividad de los tratamientos médicos con fármacos, teniendo en la mayoría de los casos que reducir la dosis de medicamento, pues con menos medicación, el cuerpo es capaz de mantener la misma respuesta que antes al medicamento. El Chi Kung potencia además el efecto del medicamento, es por eso también que se necesitará por lo general menos cantidad para producir el mismo efecto.

Por ejemplo, digamos que tienes hipotiroidismo (el hipotiroidismo es una enfermedad que afecta a la glándula del tiroides, produciendo alteraciones en la concentración de esta hormona en la sangre) y que tomas una medicación para mantener el nivel de esta hormona dentro de la normalidad. 

El médico, por lo general, te manda a hacer un análisis y ve cómo está funcionando la glándula del tiroides por la cantidad que hay de esta hormona en la sangre, y en función de ese resultado te mandará una cantidad de medicación para restablecer el equilibrio.

De forma regular, te mandará a hacer una análisis para ir controlando si con la medicación el nivel de tiroides se ha normalizado o no, e ir ajustando el medicamento conforme evoluciona tu cuerpo.

Digamos que ya llevas un tiempo considerable con una cantidad de medicación que te va bien y que tu tiroides está estable, pues los análisis periódicos que te haces así lo demuestran. Entonces decides practicar Chi Kung todos los días por la mañana, pues bien, posiblemente a las dos o tres semanas de haber empezado a practicar Chi Kung todos los días, cuando vuelvas a tu médico para la siguiente revisión, este te tenga que reducir la dosis de la medicación, pues tu tiroides reacciona mejor al medicamento y hay que bajarlo para conseguir un nuevo equilibrio, es más, es posible que tenga que seguir bajándolo en las futuras revisiones si continúas con tu práctica, con lo que esto significa para tu salud, pues la mayoría de los medicamentos tienen efectos secundarios que evidentemente aumentan con la dosis.

Otra consecuencia de la práctica de Chi Kung respecto de la acción sobre los medicamentos, es que prolonga la acción de estos en el tiempo, es decir, que si tu medicación es cada ocho horas para mantener el mismo nivel de ésta en la sangre, al tú ser un practicante de Chi Kung, ese mismo medicamento mantendrá su nivel óptimo en sangre durante diez o doce horas en lugar de sólo ocho, lo que te permitiría hacer tu medicación cada diez o doce horas, reduciendo también de esta forma tu medicación al reducir el número de tomas.

Yo te recomiendo que si estás tomando algún tipo de medicación y practicas ya Chi Kung o vas a empezar a practicarlo, vigiles cómo afecta esta terapia a tu sensibilidad al medicamento, para que la aproveches a tu favor para luchar más eficazmente contra la enfermedad. 

No cambies tu medicación por tu cuenta, siempre consúltalo con tu médico, que sea él quien habiéndote estudiado y examinado, decida si debes o no modificar tu tratamiento, explícale lo que estás haciendo y cómo sientes que te está afectado para ver si sería necesario bajar la medicación o no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario