sábado, 12 de marzo de 2011

La Visión

La Visión es un ejercicio personal de imaginar cómo me gustaría que fuese el mundo en el que vivo. Como parte de las tareas para mejorar este mundo están el visualizar, crear en nuestra imaginación y, a poder ser, materializar el mundo que queremos. Dos razones me llevan a hacer este ejercicio:

  • (1) ejercer el poder de la atracción y la creación de ideas que enriquecen un campo mórfico al cual todos estamos conectados,
  • (2) como ejercicio de pensar y reflexionar cómo me gustaría vivir y cómo me gustaría que funcionase nuestra civilización.
Cuantas más personas trabajen sobre ello, más se refuerza ese campo y más fuerza cobra para volverse una realidad por el poder de la atracción. Los límites de toda visión están en nosotros, en nuestras creencias, conocimiento, información, fe, creatividad y poder interior. ¿Cuál es mi visión?, ¿qué aspectos habría que tener en cuenta? En este diagrama recojo las 8 dimensiones principales:

Vivir en este Planeta Tierra de forma armónica, respetuosa con la Naturaleza, justa con todos los seres y proyectando la vida en la evolución interior y colectiva. Imaginemos… un futuro en el que vivamos ya no acinados en las ciudades sino en la Naturaleza… no grandes comunidades formando parte de la Naturaleza repartidas sabiamente por la geografía terrestre. Ya no habrá necesidad de estar apiñados en ciudades. Podremos vivir en la Naturaleza con tecnología suficiente para extraer la energía del vacío cuántico, del campo magnético de la Tierra o del Sol sin necesidad de depender de petróleo, gas, carbón, nucleares, hidroeléctricas, etc. Será una sociedad en la que habrá total autonomía energética, de hecho, será un derecho fundamental del ser humano. La energía constituye la base de toda economía y toda civilización, y con energía libre, las bases de la economía serán completamente diferentes. La economía será una herramienta para proveer de los recursos que nos ayuden a evolucionar espiritualmente y no para esclavizar como lo es todavía hoy.
Todo ser humano nacido en el planeta tierra dispondrá de energía, alimento, cobijo y una comunidad a la cual pertenecer. No existirá el dinero tal como lo conocemos hoy en día, una forma de esclavitud moderna. Tal vez exista otro sistema económico para gestionar los recursos, utilizando algún instrumento de intercambio entre aldeas y comunidades. No existirá la necesidad de consumo para sostener la economía, ni la publicidad engañosa, ni el marketing ni ninguna estrategia para manipular la psique de los seres con el fin de que compren y sostengan el sistema esclavista de consumo.
Con energía libre el transporte será completamente diferente. Posiblemente no serán necesarias las carreteras, y no será necesario poner asfalto afectando a los ecosistemas, poniendo en peligro a multitud de especies animales y vegetales. No serán necesarios los coches ya que existirán vehículos antigravedad que podrán desplazarse sin tocar el suelo, siendo mucho más eficientes, limpios y respetuosos con la vida. Por lo tanto, el desplazamiento de una comunidad a otra será mucho más rápido, eficiente, permitiendo la exploración de todo el planeta, y más allá de él. El intercambio de recursos locales será sencillo con tecnología antigravedad ya que no habrá peso, se empleará poco tiempo y las distancias ya no serán un obstáculo.
El ser humano no estará enfocado en ganar dinero para poder sobrevivir, sino que estará enfocado en evolucionar espiritualmente. La comunidad estará enfocada en proveer de apoyo para que los individuos avanzen interiormente. Los principios en los que se basará la nueva civilización son los siguientes, a groso modo:
  • El hecho de que no estamos solos en el universo, ni en la Tierra, y nunca lo hemos estado, conlleva un modus vivendi completamente diferente, y tiene unas implicaciones que afectan a todas las áreas y disciplinas sociales y científicas. Conlleva un inevitable nuevo paradigma.
  • El ser humano es un ser multidimensional, inmortal en conciencia, viviendo en una realidad multidimensional. Por tanto, la vida y la muerte son algo natural que forma parte de la evolución del Alma y en última instancia del Espíritu. No habrá más miedo a la muerte, fuente de muchos de los problemas psicológicos y sociales actuales. La realidad no será, como lo es hoy, únicamente lo perceptible, sino mucho más.
  • Todos los seres minerales, vegetales, animales, humanos y extraterrestres, poseen una conciencia, una initeligencia y una evolución. Unos con mayor y otros con menor evolución, pero aún así, todos serán respetados y tratados con honor y dignidad.Se reconoce que todos estos seres poseen conciencia y por tanto, existe comunicación entre reinos. Esta comunicación nos permitirá enriquecernos mutuamente.
  • La política y la ciencia estará siempre al servicio de la comunidad y nunca al contrario como actualmente. Los políticos y gobernantes serán elegidos realmente de forma democrática, y para ser candidatos deberán poseer ciertos requisitos de sabiduría, conocimientos científicos, sociales, de defensa y una demostrada voluntad de servir a la comunidad.
  • La educación estará enfocada en proveer a los nuevos seres de herramientas, conocimientos y el desarrollo de sus aptitudes y capacidades para desplegarlas al máximo a lo largo de su vida, con el fin de contribuir a la evolución de la comunidad, la especie y de sí mismos. Los seres, al tener mayor conciencia, eligirán conscientemente si quieren, están preparados, pueden o no tener descendencia.Traer un ser al mundo será algo sagrado que requerirá toda la atención de sus tutores (padres), hasta que sea independiente. No ocurriá como hoy, en la que la mayoría de los hijos son concebidos porque “es lo que toca o por error”… De esta manera, podremos minimizar el dolor, el sufrimiento causado por las carencias afectivas y de recursos actuales que perpetúan una sociedad enferma y con falta de amor.
  • La formación, los conocimientos serán transversales aún cuando se den especializaciones ya que de este modo se sigue manteniendo una visión global y no fraccionada de la realidad y el conocimiento, como se ha hecho hasta  hoy en día.
  • La economía estará enfocada en la gestión de recursos de todo tipo para proveer y cubrir las necesidades para la evolución de los seres de la comunidad y el planeta.
  • La ciencia estará enfocada en la investiagación de la naturaleza última de la vida, en el desarrollo de tecnologías que nos den mayor libertad de movimiento, mayor comodidad y en última instancia, nos ayuden a evolucionar individual y colectivamente. También en el desarrollo de tecnologías de defensa ante ataques de otras culturas o seres.
  • La arquitectura y el urbanismo utilizará la Geometría Sagrada para la construcción de las aldeas, las viviendas, utilizando la tecnología piramidal, los domos, y muchas otras ciencias antiguas de alineación con los astros y orientación de los espacios y viviendas. El fin será la armonía con las energías terrestres y cósmicas, para que la vivienda nos ayude también a la expansión de la conciencia y la preservación de la vida física en nuestros cuerpos por el efecto energético que estos conocimientos prácticos tienen sobre nosotros y nuestro ADN.
  • La alimentación será eminentemente vegetal, utilizando las técnias más respetuosas y de conciencia para la agricultura y el cultivo de verduras y frutas. Será un delito asesinar a un animal por ocio o sin dignidad y respeto, como se hace todavía hoy. Si es necesario quitarle la vida algún animal para alimentarse, el acto de quitarle la vida deberá ser un acto sagrado, honrandolo y por tanto, respetando la vida.
Los Humanos estamos en construcción. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario