lunes, 12 de marzo de 2012

PARA SANAR LAS HERIDAS...



 “El  Amor es la vibración más elevada de la vida que sana toda herida” 

¿Cómo se sana una herida?... querida alma… La voz de tu infancia espiritual se recrea en el presente… Todo lo que te molesta te corresponde… Lo que proyectas es lo que rechazas, lo que resulta desagradable te pertenece… Lo que tratas de evitar es lo que ocultas… A lo que te cierras escuchar es lo que no puedes ver en ti  o atemoriza.

Pon entonces tu atención en lo que te contraria y hace reaccionar… Trabaja por descubrir cómo es parte de ti… Pide a tus guías te sea mostrado lo que necesitas saber….Cuando te visite la sombra de otro ser… Recuerda que tan solo ves el reflejo de tu propia herida… Es una energía sin atender en ti que no ha sido comprendida y resuelta.

Para sanar una herida debes verla y aceptarle, reconocer que tu eres el origen que fomenta el propio drama de tus vivencias… Para sanar querida alma, sal de la ilusión que propicia el que interpretes que la causa de tu infelicidad reposa en las acciones de otros… Para reconciliarte con el drama que está presente en una relación, atiende primero la energía que la alimenta…Eso te corresponde solo a ti… deja entonces de buscar por fuera y mira por dentro… Lo que vez en otros resulta ser una proyección de tu realidad interna, esta no existiría, ni se manifestaría como desafío si no la tuvieses presente en ti.

Querida alma, uno de los secretos de la liberación se encuentra en la sanación real de tu energía… no en señalar las recreaciones y actitudes de los demás… Sanar tus heridas implica atender aquello que las produce… La mayoría de las veces sueles acudir a otra persona para que te asista en la sanación, sin embargo tan solo eres atendida en los aspectos resultantes de la presencia de una energía que se haya oculta en tu psique… Ejemplos de ello son el tratar de sanar una relación, quizás un padecimiento físico o la carencia de algún tipo de bienestar… Sin embargo todas estas situaciones no son el problema en sí, sino las consecuencias.

Has de saber que el enojo que te causan las ideas de abandono, o la falta de atención y consideración por parte de otros… son las que generan a lo largo de tu vida experiencias traumáticas donde se refleja una energía que llamamos de resentimiento (enojo reprimido)... Tu puedes pensar que has atendido esta situación al reconciliarte con la persona que creías te hacia el daño… Mas esto no es así, tal apreciación es errónea… Te dices, ya estoy en paz porque sane una memoria de dolor, porque libere un trauma… pero en realidad no sanaste del todo la energía emocional primaria, sino tan solo un aspecto de la misma que vendría siendo la relación conflictiva… ¿Comprendes?... Solo atendiste una de sus caras o manifestaciones… Existen más, que sigues recreando sin darte cuenta… Tu idea de sanación no ha estado enfocada en la raíz del problema… Tan solo has atendido situaciones originadas por la presencia de esta energía… Enfocarte en sanar los efectos no te servirá para resolver las causas primarias.

En la actualidad existen varias técnicas de sanación que están mal fundamentadas… más de una vez habrás comprobado que el bienestar que te ofrecen es temporal y parcial… Muchas veces has experimentado el grato alivio, pero con el pasar de los días o de las semanas se va diluyendo… Te han dicho que debes regresar a continuar con un tratamiento que termine de sanarte… todo suena bien y razonable… mas la verdad es que no te están sanando a nivel profundo, tan solo están drenando y equilibrando energías emocionales acumuladas y sus efectos en tu cuerpo físico y mental… Es una historia que se repite y no sé sabe cuando pueda terminar. Te has vuelto un dependiente de los tratamientos que se quedan en la superficie de tus conflictos emocionales.


En tanto que un terapeuta o sanador no pueda comprender el mapa energético de las emociones que se mueven en ti… más aun, en tanto no lo pueda comprender y resolver en sí mismo, este se hallara limitado para brindarte un servicio que te haga consciente de los bloqueos emocionales reales en tu ser…  Ni tú, ni él, se hallaran en condiciones de reconocer y atender la energía raíz responsable de tus memorias de dolor enterradas... Estas consideraciones son muy importantes… ya que las emociones primarias son las que determinan de forma inconsciente todo lo que te sucede y experimentas día a día bajo la forma de un drama… Le llamo así a las situaciones incomprendidas en tu vida que generan alguna clase de indignación, de insatisfacción y enojo.

Todo lo que te sucede tiene una razón de ser y aunque no te agrade... esta se encuentra alojada muy dentro de ti… La energía emocional cuando no es atendida por largo tiempo, genera una especie de campo magnético que te atrae todo lo que te es correspondiente… es decir, todo lo que vibra en tu frecuencia predominante… trátese de personas, de situaciones, de experiencias, lugares o cosas… No existe el azar en tu vida… no existe la casualidad… No eres una víctima de nada, ni de nadie… Por otra parte la correspondencia no la interpretes como un asunto de premio o castigo…  De que si te portas bien te ira mejor, de que si te portas mal alguien te asechará para castigarte y devolverte el mal.

La correspondencia no se sustenta en el mundo de apariencias que te has construido, en donde la mente suele imitar frecuentemente al corazón… La correspondencia es un asunto energético, muy objetivo e imparcial... En donde no existen preferencias ni excepciones de orden divino… Tú puedes engañarte a ti misma(o) y los demás presentándote como una persona que ama de manera incondicional… Sin embargo el universo lee que tu realidad energética es otra muy distinta… ya que sueles vivir tenso cuando las cosas están fuera de tu control... Tu estado de salud puede dejar entrever que sostienes luchas internas fuertes, en donde también te desapruebas constantemente, eres duro y no te aceptas... Fomentas la inseguridad y baja autoestima al desvalorizarte... Te reprimes en diversas situaciones... también puede que guardes resentimientos desde la infancia... Te sientas abandonada(o) y poco favorecida(o), quizás sin suerte… ¿Te ves con carencias?... Esta situación debe irritarte mucho, además de sentirte impotente… ¿Te sueles retratar como una víctima?... ¿Sufres de injusticias y falta de reconocimiento?… ¿Depresión y apatía?... ¿Eres reactiva(o) emocionalmente, susceptible y fácil de ofender?… Quizás no te guste tu aspecto físico... o estás en desacuerdo con tu posición social, edad y estado de salud… ¿Te sientes atrapada(o) por varias situaciones en tu vida?… En resumen, como podrás apreciar... llevas a cuestas un gran peso energético sin resolver… Pero eso si… eres un buen trabajador de la luz que da lo mejor de sí.

Frente a este panorama te sueles decir… ¿Por qué recibo a veces mal por bien?… bien querida alma, trataré de explicarte lo que sucede… Tan solo eres un creador inconsciente… que al desconocer los principios y razones sobre los que se sustenta la recreación de toda experiencia propia, te has convertido en una víctima de tus propias creaciones emocionales irresueltas... ¿Te molesta que así funcione el universo? ... Puedes quejarte o asumir la responsabilidad de atender tu niña(o) interno para retirar los bloqueos energéticos que te ahogan... La consciencia es una luz que te brindará la comprensión y liberación de toda atadura.


Una forma real de sanar es cuando te sientes parte de los demás y los ves como tus hermanos… cuando reconoces que el dolor que te incomoda en ellos te corresponde también… Cuando adquieres esta consciencia eres libre para abrazar a otros sin importar que te quieran ofender... ya no te identificas, ya no te enganchas, has dejado de juzgarles… has entendido lo que significa comprender y aceptar a otro ser al hacerlo primero contigo… has experimentado el amor y la bondad.

“Os doy un mandamiento nuevo, amen a su prójimo como a vosotros mismos” (Jeshua)

 
 Quedo afectuosa y fraternalmente de todos ustedes... @ Ari Shemoth

No hay comentarios:

Publicar un comentario