miércoles, 27 de junio de 2012

Las 7 estrategias del desapego:

  1. En tu manera de relacionarte, pasa de poseedor a administrador. Nada te pertenece realmente. Eres depositario de cualquier cosa que llegue a tu vida, hasta que llegue el momento en que le toque a otro tenerla en su vida. Nada es mío.
  2. Suelta. Utiliza esta estrategia cuando te aferres a una opinión o punto de vista específico.
  3. Practica el dar. Hasta que puedas ver completamente que dar (a otros) es recibir (de tu yo).
  4. Ensaya mentalmente distintos resultados. Tómate unos minutos para visualizar cambios futuros, como una preparación para aceptar esos cambios cuando en efecto lleguen. Vete a ti mismo haciendo aquello que antes habías pensado que no podías.
  5. No te identifiques con la situación o el resultado. No hacer que tu felicidad dependa de algo fuera de tu yo, es especial del resultado de tus acciones o de las acciones de otros. Está satisfecho, cualquiera que sea el resultado. Esto no significa que las cosas no puedan mejorarse, sólo significa que el viaje es tan importante como el destino. Haz las cosas bien y notarás así que tu felicidad surge naturalmente.
  6. Imagina que otra persona lidia con la situación ¿cómo lo haría? Tómate un momento para imaginar cómo alguien, cuya sabiduría respetes, manejaría la situación.
  7. Observa la situación con los ojos del otro. Preguntar, escuchar, ese es el secreto para comprender el punto de vista del otro. Utiliza esta estrategia hasta que seas completamente consciente de que no puedes controlar a los demás, hasta que seas capaz de liberar totalmente a tu yo del querer algo de alguien.

Sólo cuando seas un maestro del desapego -o no apego- serás capaz de liberarte de tus reacciones emocionales, ya que todas las emociones tienen su raíz en el apego, y por tanto, en el ego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario